lunes, 25 de mayo de 2009

Historia Mundial 2

Eón Hadeano, la era de la violencia.
De hace 4,567 millones hasta 3,800 millones de años.

Hace 4,567 millones de años, inició el eón Hadeano, para este entonces ya se habían formado de manera definitiva los cuerpos del sistema solar que serían los supervivientes hasta nuestros días y se habían eliminado casi todos los cuerpos en órbitas inestables. El inicio de este periodo fue una época en la que pasó a la siguiente etapa en la formación del sistema solar, ya con los cuerpos principales formados, solo quedaba llevarlos a su configuración actual.


Orfeo vs. Tierra 1, teórico impacto que inició la cadena de acontecimientos que nos dieron el planeta y Luna que tenemos hoy.

Según los modelos mas acertados (aunque no totalmente) sobre la formación de la Luna (se aclara que la palabra "luna" se refiere a un satélite natural cualquiera mientras que "Luna" se refiere al satélite natural de la Tierra) uno de los primeros eventos de relevancia fue el impacto entre la Tierra y otro planeta, un cuerpo del tamaño aproximado de Marte (algunos astrónomos gustan de llamar a este teórico planeta "Orfeo") que tenía una órbita poco estable que lo hacía acercase mucho a nuestro mundo. En aquel entonces, la Tierra, (llamémosla Tierra 1, y a la Tierra actual, Tierra 2) era un poco mas pequeña y la cantidad proporcionales de hierro que contenía era menor. Durante este impacto, sucedido hace unos 4,500 millones de años se dio una secuencia de eventos que definiría la historia de la Tierra.

Según se ha calculado, el impacto sucedió de forma casi lateral, y a diferencia de las películas de ciencia ficción donde le disparan a un planeta y este vuela en mil pedazos en fracciones de segundos, la colisión y subsecuente expulsión de los desechos duró varios días, debió ser el peor momento en la historia para visitar la Tierra. El primer resultado del impacto fue el derretimiento de la corteza de ambos mundos. La litosferas (corteza) de la Tierra apenas se encontraba en proceso de solidificación cuando sucedió el impacto, con la fuerza del cuál ambas litosferas (de Tierra 1 y Orfeo) salieron disparadas hacia la órbita y los dos núcleos se unieron para generar el enorme núcleo de hierro que tiene actualmente Tierra 2, la mayor parte de la masa se quedó en el nuevo planeta pero la parte que quedó en órbita se convirtió en un disco de polvo y piedras que luego se condensó en lo que hoy llamamos Luna.


Eon Hadeano medio. Los impactos continúan, aunque cada vez con menor frecuencia, el agua corre momentaneamente, la tierra apenas esta generando su atmósfera que eventualmente le dará la capacidad de mantener agua líquida permanentemente.

Pocos milenios después ya se tenía un sistema Tierra-Luna muy parecido al actual, aunque con algunas deferencias; la luna estaba mas cerca, y la Tierra no tenía ni atmósfera ni océanos.

Con el paso de los años, la litosfera se fue enfriando y solidificando de nuevo. Pero aún se presentaban colisiones de gran potencia que perturbaban la delgada corteza terrestre. Conforme se solidificaba la corteza, se generaron volcanes que lentamente fueron emitiendo gases que formarían la primer atmósfera de la Tierra. Esta primer atmósfera se componía de una mezcla de nitrógeno (N2) , bióxido de carbono (CO2) y vapor de agua (H2O). Al acumularse una cantidad alta de agua en la atmósfera se inicio el ciclo del agua con precipitaciones constantes en todo el planeta que llenaron los primeros océanos de la Tierra.


Eón Hadeano tardío. Casi se terminan los grandes impactos, pero los cometas continúan su asalto en el sistema solar interior. La Tierra ya tiene algunos mares de tamaño importante donde incontables combinaciones de amino-ácidos se generan y destruyen continuamente.

Así, hace unos 3,900 millones de años el sistema solar tomaba su forma actual. En lo que hoy es el sistema solar exterior, los planetas gigantes asumían sus órbitas actuales y terminaba el proceso de formación de sus satélites; mas cerca del Sol, los planetas Terráqueos asumían su configuración actual; mientras que en el sistema Tierra-Luna, la Luna continuaba su migración a órbitas mas altas y se terminaba de enfriar la mayor parte de su corteza (las partes que hoy se ven mas claras), y en la Tierra, dentro de los mares primitivos bombardeados por cometas (muchos de los cuales se formaron en tiempos de la nebulosa proto-solar y han estado vagando en la nube de Oort durante cientos de millones de años) los bloques constructores de proteínas, cargados por dichos cometas se han estado combinando en una infinidad de experimentos naturales, trillones de combinaciones posibles son generadas en cada metro cúbico de agua cada día, hasta que algunas de ellas fueron capaces de producir no solo mas proteínas, sino proteínas casi iguales a si mismas.


Con un planeta mas estable hace 3,900 millones de años, los amino-ácido importados en los cometas se combinaron formando proteínas que se alimentaron de substancias encontradas en los mares primitivos.

Estas antiguas, burdas, pequeñas e ineficientes moléculas fueron los primeros seres vivos en habitar el planeta. Su proceso de reproducción era muy imperfecto, muchas de las copias no fueron capaces de mantenerse estables y se degradaron rápidamente. Pero entre tantos experimentos, entre tantos éxitos y fracasos, aquellos que tenían alguna ventaja (una copia extra de algún segmento, enlaces mas estables, una mejor posición de sus átomos) fueron lentamente desplazando a los que no, y así la evolución inició.

Durante los siguientes 100 millones de años, aún se presentaban impactos de gran potencia, algunos capaces de reconfigurar la corteza y evaporar los océanos. En este caso la vida habría desaparecido por completo y reaparecido pocos años después en muchas ocasiones.

Pero hace 3,800 millones de años, los grandes impactos eran mucho mas aislados. Los grandes planetas, como Júpiter y Saturno habían limpiado (absorbido o desviado) casi todos los cuerpos amenazantes del sistema solar. Y finalmente las condiciones en la joven Tierra, fueron suficientemente estables como para permitir la existencia de formas de vida en todo el océano.


Ejemplos de microfósiles de hace 3,800 millones de años. Versiones primitivas de células y pequeñas colonias multicelulares.

Durante un breve momento a finales del Eón Hadeano, existió en la Tierra una primer biósfera, una biósfera donde los seres eran proteínas. Pero no pasó mucho tiempo antes de que algunas desarrollaron la capacidad (a cambio de un incremento en la complejidad) de secretar otras moléculas mas simples que generaban una pequeña burbuja orgánica dentro de la cuál las proteínas se protegían del exterior. Así la primer versión de una célula apareció y la competencia entre las especies adquirió una nueva dimensión.

Al principio del Eon Hadeano, la Tierra era un lugar donde los minerales se enfriaban lentamente para formar la litosfera, al final, el planeta se caracterizó por albergar toda una variedad de criaturas microscópicas que competían entre sí, algunas prosperaron y otras no, algunas se mudaron a nuevos territorios, nuevos métodos de alimentación se desarrollaron, se probaron variaciones en la cubierta protectora, en otras palabras, la evolución de la especies por medio de la selección natural iniciaba para no detenerse.


En la próxima entrada de la serie: Eón Archaeano, la vida coloniza el planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hola, sus comentarios y preguntas siempre son bienvenidos. Les agradecería si incluyen su nombre (o un "nick" cualquiera) para hacer la interacción mas amena. Pueden poner el nombre que deseen usando la penúltima opción de "Comentar como:"