lunes, 9 de febrero de 2009

Me clasifican, luego existo.

Desde hace varios años me dedico a la divulgación y en curso de los mismo he acumulado diversas experiencias que van de lo gracioso a lo frustrante. Pero muy probablemente la mas memorable fue cuando entre un amigo y yo pusimos un telescopio en una plaza con el fin de permitir al público en general observar algún planeta (creo que Marte y Júpiter estaban visibles). Como era esperado, el telescopio atrajo una gran cantidad de interesados entre nuestros conciudadano que se encontraban en tal público lugar. Pero lo que hizo de esta, una ocasión memorable fue una señora que al ver que yo era quién estaba encargado del telescopio se acerco a conversar con migo y plantear algunas dudas sobre astronomía. Al principio las preguntas fueron algo típicas y las respondía sintiendo algo de satisfacción de que alguien se interesara por estos temas. Pero luego llego la pregunta que estaba de moda, "¿Por qué a Plutón ya no lo consideran planeta?" Pero antes de que pudiera terminar de explicar los por menores de la clasificación de los cuerpos en el sistema solar y la historia sobre el descubrimiento de los planetas la señora continuó alegando de lo "injusto" de reclasificar a Plutón. Lo curioso es que la señora se mostraba cada vez mas enojada y yo en lugar de estar en el papel de un divulgador de la ciencia en una observación pública me sentía mas como un nieto o sobrino siendo regañado (por haber clasificado mal un cuerpo celeste).
No solo era la primera vez que veía que alguien, que no fuera científico, se mostraba tan molesto por una cuestión de clasificación astronómica, sino que me hiso pensar mas a fondo en el problema de la clasificación.
Dejando a un lado la muy interesante (y visceral) reacción del público a una decisión de esta índole, hemos de notar que es curioso que un asunto de clasificación haya tardado tanto en resolverse. Y el hecho es que la demora dio lugar a suposiciones sobre problemas con la clasificación, mucha gente me preguntó "¿Y por que tanto problema con la clasificación?¿Por que es importante si Plutón es o no un planeta?¿Y si no lo es planeta, entonces que es?"

Plutón. Imagen supuesta de su superficie, según datos del telescopio espacial Hubble.

Para entender la problemática sobre la clasificación de los planetas hemos de remontarnos a la antigua Grecia.
Fueron muchas las civilizaciones antiguas que se preocuparon por la observación de las estrellas, debido en gran a medida a su aplicación en la agricultura, y uno de los primeros resultados fue el hecho de que las estrellas se mueven al unísono a través del cielo, todas marchando cual si fueran soldados en un desfile. Sin embargo existían cinco estrellas cuyos movimientos eran mas complejos. No seguían el monótono desfile celeste de sus compañeras, sino que en ocasiones caminaban mas rápido, otras mas lenta, ¡Inclusive había momentos en los que se movían en dirección opuesta! Estas, en casi todos los casos fueron considerados como seres vivos y/o divinos. En el caso particular de la Grecia antigua a estas cinco peculiares estrellas fueron llamadas (justamente) "errantes", así las "estrellas errantes" fueron la personificación de los dioses. En este punto no sorprendería a los lectores saber que la palabra en griego antiguo significa "errante" es "planeta". Así pues vemos que a los planetas se les llamaba "estrella planeta" es decir "estrella errante". Estos cinco cuerpos han llegado a nuestros días bajo los nombres de los equivalentes dioses Romanos; Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Siendo estos los planetas que se pueden ver a simple vista.
Tiempo después cuando los trabajos de Galileo y Kepler nos mostraron a los planetas en lugares físicos, es decir, en otros mundos, dichos cuerpos se siguieron llamando planetas. Debido a esto la palabra "planeta" se definió por medio de un listado de dichos cuerpos. Cuando en tiempos mas recientes se descubrieron los planetas Urano, Neptuno y Plutón no hubo muchos problemas en llamarlos también "planetas". Esto a pesar de que eran todos diferentes, divididos en dos grupos principales, los jovianos y los terráqueos.
Sin embargo, Plutón siempre fue diferente. Si uno se dedicaba a hacer un listado de sus propiedades ¡Habría visto que la mitad eran propios de un planeta y la otra mitad de un cometa! Su masa los clasifica como planeta, su composición quimica es de cometa, su orbita tiene la forma intermedia entre la de un planeta y un planeta, mientras que la forma de plutón lo asemeja a un planeta. Apesar de todo, simplemente se le consideró un planeta muy raro.
No fué hasta el final del siglo XX que se descubrieron mas cuerpos similares, siendo estos, Varuna, Sedna y algunos otros. Entonces surgió la pregunta de como clasificar a los nuevos cuerpos. Eran demaciado pequeños para ser planetas, eran mas pequeños que algunas de las lunas del sistema solar, pero demaciado grandes para ser cometas y no tenian la composición quimica de los asteroides. No que parecían a nada, mas que a ellos mismo y a Plutón.
De aquí el problema con el que se enfrentarón en la Unión Astronómica Internacional, era evidente que Plutón, Varuna, Sedna y demas cuerpos similares formaban un grupo propio, un nuevo tipo de obejato, no planeta, no cometa ni asteroide. La pregunta era ¿como nombrarlo? Después de mucho deliberar se les dio el nombre de "planeta enanos" (en lo personal hubiera preferido el, mas "griegoide", nombre de plutino).
Así pues, no es tanto que se haya decidido degradar a Plutón, sino que simplemente se vio que era necesaria una nueva clasificación de los cuerpos del sistema solar.

Pobre Plutón. Expulsado del club de los planetas. Pero ahora el mas grande de los planetas enanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hola, sus comentarios y preguntas siempre son bienvenidos. Les agradecería si incluyen su nombre (o un "nick" cualquiera) para hacer la interacción mas amena. Pueden poner el nombre que deseen usando la penúltima opción de "Comentar como:"